Inspiración Pirata. Un encuentro con… Joseph Renzulli

   Vamos con otra entrega de “Un encuentro con…”

   Aún recuerdo la primera vez que tuve el enorme placer de escuchar en persona a este gran maestro: Joseph Renzulli.

   Joseph S. Renzulli es un distinguido profesor de Psicología de Educación de la Universidad de Connecticut.

   Aquella primera vez que atendí a una de sus ponencias, habló sobre su modelo “los tres anillos de la superdotación”. Un modelo revolucionario que supuso una nueva concepción, mucho más amplia de una realidad educativa sobre la que aún nos queda mucho por aprender: cómo afrontar la educación con niños de Altas Capacidades y cómo entender la Superdotación.

Los tres anillos de Renzulli

   En esta ocasión, en ICOT Bilbao, otro tema apasionante: “El modelo de enriquecimiento escolar para el desarrollo de los talentos de los niños en las escuelas”.

   Galardonado con numerosos premios y titulaciones por doquier, no quiero aburriros con datos sobre lo grande que es este hombre. Para eso ya tenemos la Wikipedia. Quiero que le descubráis por vosotros mismos a través de este post en el que intentaré explicar de la mejor forma posible unas ideas que comparto plenamente sobre cómo tiene que ser la educación y cómo podemos hacer mejores las escuelas.

   Renzulli es un hombre menudo. Demasiado menudo diría yo para la cantidad de conocimiento que almacena. 🙂 Si alguna vez tenéis la suerte de tenerle cerca os aconsejo que vayáis a verle… ¡Y hacedlo bien desayunados!

   Una diapositiva cada 5 segundos y una verborrea concisa, precisa e inagotable como yo no he visto jamás. Si empieza, y te pilla a medio gas, a los 10 minutos ya estarás completamente perdido. ¡No hay vuelta  atrás! Así que, Mejor si se le lee antes de ir o ¡Lo dicho! ¡Sin pestañear desde el minuto 1!

   Así que, en esta ocasión… máxima tensión desde que ví aparecer esa pequeña silueta en el escenario y control de los nervios que por la emoción me embargaban para no perder ni una sola sílaba de todo su discurso.

   ¿Preparados? ¿Listos?…

   No lo dijo al principio de su ponencia pero, para que os hagáis una idea de por dónde van a ir los tiros nos contó que su cita favorita de Einstein era ” ES MÁS IMPORTANTE LA IMAGINACIÓN QUE EL TALENTO”.

   Y empezaba avisando: “Hay partes del intelecto que no sabemos usar bien”

Durante toda su ponencia, Renzulli no dejó de repetir que hay que enriquecer el aprendizaje. El aprendizaje es útil sólo en la medida en la que nos es útil a nosotros mismos. ¿De qué sirve aprender cosas aisladas que no nos sirve para nada?

Cosas útiles

   ¿Cómo enseñar a nuestros alumnos? Renzulli nos habla entonces de los Clústeres de Enriquecimiento para mejorar el aprendizaje en las escuelas. Para Renzulli lo verdaderamente importante es que los alumnos trabajen sobre problemas reales que susciten su interés. Hacerles trabajar a los niños de forma colaborativa para dar solución a un problema que les interese resolver es la mejor técnica para incentivar el aprendizaje.

   A pesar de que esta forma de enseñar es especialmente efectiva con los niños de altas capacidades ¿Por qué no implantarla para todos los niños de la escuela? ¿Por qué no hacer mejor el currículum?

   CUANDO SUBE LA MAREA, SUBEN TODOS LOS BARCOS.

  Joseph Renzulli nos anima a “infusionar” el currículum. Tenemos una materia que dar. Infusionémosla con diversión, participación y entusiasmo.

Joseph Renzulli

   Lo más importante que debemos tener como docentes es la CREATIVIDAD. Tenemos que ser altamente creativos para motivar a nuestros alumnos y hacer inolvidable cada experiencia de aprendizaje. Debemos ser hábiles para seleccionar los temas para el enriquecimiento y aprovechar el interés que suscitan en nuestros alumnos para llevarlos al máximo. Para el aprendizaje, el INTERÉS es el tema clave.

   Voy a hacer un pequeño inciso para poner aquí un ejemplo de cómo pongo yo en práctica esto que dice Renzulli con mis alumnos y mis hijos, para que os hagáis una idea de cómo podemos llevarlo a la práctica de una manera sencilla.

   Por ejemplo, las vacaciones pasadas estuvimos de vacaciones en un hotel de esos en los que, por las noches, hacen pequeños concursos familiares de adivinar películas, bandas sonoras… juegos de familia. Por H o por B, durante tres días consecutivos la respuesta correcta en varios de los concursos de preguntas era “¡Titanic!”. Así que mi hijo de 7 años no pudo evitar preguntar:

   – Mamá ¿Por qué es tan importante el Titanic?

   Y entonces, le contamos la historia. Le fascinó tanto, que a la primera pregunta se siguieron otras muchas más y yo, que me aprendí bien todo lo que dijo Renzulli en aquella primera conferencia aproveché para:

– Explicarle cómo funcionan los barcos. Por qué flotan. Por qué no se hunden… y por qué si lo hacen.

– Enseñarle en un mapa dónde construyeron el Titanic, de dónde salió, a dónde iba y qué océano tuvo que cruzar.

– De dónde venía el iceberg, por qué se desprenden de los polos. Le hablé del calentamiento global y de la capa de ozono.

– Hablamos de lo que medía el Titanic de alto, de ancho, de los pisos que tenía y de la cantidad de gente que cabía.

– Le hablé de los pobres y de los ricos. De los que viajaban por placer y de los que lo hacían por necesidad.

– Le hablé de esperanza, de héroes, de valientes, de músicos y del capitán.

   ¿Hay alguna asignatura que echéis en falta? 🙂 Así es cómo podemos aprovechar el interés de los niños.

   ¡Ah! Después se pasó dibujando, pintando recortando y construyendo Titanics casi dos meses 🙂 ¡Para que no falte “de ná”!

   Sigo con Renzulli

   Debemos entender además, que no hay dos modelos idénticos de enriquecimiento. ¡Claro que no! Todos los caminos llevan a Roma pero a unos les gusta ir en avión, a otros en coche, en bici, acompañados, solos, de turismo cultural, gastronómico… Debemos entender la diversidad de nuestro alumnado y aprovechar los centros de interés de cada grupo en cada momento. Sólo así conseguiremos los tres objetivos de este modelo: gozo, implicación y entusiasmo.

   Vimos a lo largo de la ponencia numerosos casos de niños que trabajan con esta metodología capaces de conseguir auténticos logros. Si un niño tiene una idea, pongamos a su disposición todas las herramientas necesarias. Hagamos lo máximo que podamos para que la lleve a cabo y en ese proceso, el aprendizaje se producirá irremediablemente por la alta motivación y el alto grado de implicación con la que se abordan los distintos proyectos.

   El niño se tiene que sentir importante. Tiene que sentir que lo que hace es importante y hacerlo igual que lo haría un profesional pero a su nivel.

Modelo de Joseph Renzulli

Hay que llevar a los alumnos desde la curiosidad hasta la pasión. Talento productivo. Hay que ayudar a los niños con todos los medios a llevar a cabo sus ideas. Todos los descubridores célebres, llegaron a serlo porque tenían una pasión.

Otro aspecto muy importante de las enseñanzas de Renzulli es que debemos pensar en el talento de una forma amplia. Muchos de los grandes genios, tuvieron en su infacia dificultades serias de aprendizaje. El sistema no estaba preparado para su genialidad.

Deberíamos determinar el perfil de cada niño de forma individual y en función de eso decidir qué aprender y cómo hacerlo.

En muchas ocasiones, estamos catalogando y evaluando a los niños en función de cómo se adaptan al sistema, no de sus propias aptitudes y capacidades.

Muchos niños se aburren en el colegio por falta de retos. Deberíamos cambiar, infusionar, el currículum para hacerlo interesante para CADA NIÑO.

Una frase que me impacto especialmente: “Si vas a hacer experimentos científicos, asegúrate también de que participan las chicas”

El modelo de Renzulli propone tres tipos de actividades:

TIPO I. Actividades de exploración general
TIPO II. Actividades de entrenamiento grupal
TIPO III. Investigación de problemas reales en forma individual o en pequeño grupo.

Tipo I: En las actividades de exploración se detectan los intereses del grupo. Se trata de proponer varios temas y ver cuál tiene más calado. Aquello que “atrapan” al alumnado son aquellos sobre los que basaremos el aprendizaje.

Tipo II: En la segunda fase, hay que dotar al alumnado de destrezas tecnológicas. Generar hipótesis, contrastar, reformular. Debemos ayudarles a ver las cosas desde diferentes puntos de vista. A hacer conexiones. Si dejas que los niños conecten simples objetos descubrirás relaciones que jamás habrías imaginado. Ser capaces de generar conexiones es fundamental en cualquier proceso de aprendizaje. Si les contamos el cuento de los tres cerditos… ¿Por qué no hacerles pensar en por qué se comporta así el lobo? ¿Qué piensa? ¿Qué siente?

Tipo III: Se trata de personalizar el interés. Si este modelo funciona es por una única razón: los alumnos saben que lo que aprenden “sirve para algo”.

Si no atendemos a los niños así, hay muchos que se perderán porque no están recibiendo las oportunidades necesarias.

Después de todo esto, dan ganas de ponerlo todo en práctica ¿Verdad? pero… ¿Cómo saber si lo estamos haciendo bien?

Renzulli acabó emocionándonos a todos con el “Test de los ojos”

ninos-felices-y-con-confianza (1)

“¿Cómo podéis saber que estáis siendo buenos profesores?

¡Miradles todos días a los ojos a vuestros alumnos…

y fijaos si veis la felicidad en ellos”

¡Gracias de nuevo maestro!

Isabel Ortega con Joseph Renzulli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s