Educación. Relojes de arena.

Recursos. Relojes de arena para ayudar a los niños a controlar el tiempo dedicado a las tareas.

A menudo, nos vamos a encontrar con niños a los que les cuesta mucho hacer un uso eficiente del tiempo.

Son esos niños a los que todo les cuesta el doble o el triple que el resto.

¿Cómo podemos ayudarles?

Entre otras cosas, en CLIP, con nuestros alumnos de clases particulares, usamos estos pequeños relojes de arena. Cada uno, dura un tiempo determinado, desde 3o segundos hasta 10 minutos.

A estos niños, se les suele pasar el tiempo de distracción en distracción. Parece que pasan mucho tiempo haciendo las tareas cuando en realidad hacen los trabajos a trompicones entre despiste y despiste. Es importante ayudarles a que sean conscientes del “paso del tiempo” y trabajar con ellos para que mejore su concentración. Como en otras muchas ocasiones, el apoyo escolar no debe darse solo en lo puramente curricular sino que debemos dotarles de herramientas que les sirvan para todas las asignaturas.

En estos casos, es interesante que antes de emprender una tarea concreta (un ejercicio, una ficha…) reflexionen sobre cuánto tiempo creen ellos que les va a llevar hacerla.

Normalmente, siempre dicen menos tiempo del que luego en realidad emplean así que ese es el primer paso para que ellos sean conscientes de lo que les cuesta hacer las cosas en tiempo real.

Academia CLIP. Recursos educativos. Relojes de arena

Cuando no consigan hacer lo que se han propuesto dentro del tiempo, la siguiente pregunta debe ser:

¿Crees que necesitas más tiempo o puedes hacerlo más rápido?

E ir ajustando tiempo y velocidad hasta llegar a un punto de equilibrio. En ningún caso debemos hacerles sentirse frustrados si no lo consiguen. El ejercicio se lo tenemos que plantear como una herramienta para que ellos logren saber cuánto tiempo les cuesta hacer cada cosa y cómo pueden gestionar el tiempo que dedican a las tareas escolares de forma más eficiente.

Al principio, parecerá que no logramos nada. Se pasarán más tiempo mirando el reloj, que haciendo lo que tienen que hacer. Lo tomarán como un juego e incluso establecerán tiempos irreales por el puro placer de probar todos los relojes.

Si embargo, con constancia, poco a poco, vamos introduciendo la variable “tiempo” en las vidas de todos estos niños que parece que viven en otro mundo.

En el fondo es una lástima tenerles que sacar de ahí (;)) y con esto, no evitaremos que se sigan despistando pero, trabajándolo con constancia les damos herramientas que a la larga son mucho más eficientes que el “date prisa”, “no te distraigas” o “¡Estás todo el día en Babia!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s