Aprender en Youtube. Aprender de Youtube.

Esta mañana al despertar, me he encontrado una escena que me ha hecho reflexionar.

Mi hijo de 8 años, es un fan absoluto de un juego de construcción: MINECRAFT, que para el que no lo conozca, es un juego en el que se puede construir prácticamente todo lo que quieras con una interfaz aparentemente sencilla pero con un montón de utilidades complejas que hace que tenga millones de adeptos en todo el mundo.

Hoy, cuando se ha levantado, ha puesto la tele y se ha ido directo a la aplicación de Youtube para ver vídeos de otros internautas en los que seguidores de este juego explican las construcciones que hacen y los logros que consiguen.

Su hermana, que tiene 4 años es por necesidad otra fan absoluta de minecraft 🙂 y, lo que pasa con los hermanos: nada más levantarse ha ido a colocarse a la vera de su hermano “el internauta”.

De repente, he escuchado unos gritos y unos “hurras” que me han hecho asomarme por la puerta y me he encontrado a los dos, dando saltos, escuchando (en inglés) cómo el “youtuber” al que estaban viendo, había conseguido construir un cohete y dotarle de un motor lo suficientemente potente (lo cual no es fácil en el juego) para que llegara a la luna… ¡Y había alunizado!

¡A lo que voy! ¿Qué es lo que hace que dos mocosos de 4 y 8 años se vean un vídeo de media hora en inglés? El interés.

En la red, han encontrado personas, que comparten sus gustos y, a pesar de ser de otro país,  les hablan en su idioma.

Soy profesora de Apoyo Escolar desde hace más de 10 años y es muy curioso como mis alumnos encuentran en YouTube explicaciones de sus materias que no consiguen de sus profesores ¿Por qué hay esta desconexión?

Yo misma estudié en la carrera cosas absolutamente inservibles y después he tenido que recurrir a video tutoriales que explicaban en “cristiano” aquello que no fueron capaces de transmitirme en la universidad. Cientos de apuntes que han terminado siendo pasto del reciclaje por inútiles, por desfasados, por haber servido solo para engordar la nómina del funcionario de turno anclado en sus enseñanzas, que no en mi aprendizaje, las mismas durante los 20 años de su periplo como profesor.

Por supuesto que YouTube, no es la panacea del aprendizaje (de hecho, hay otras muchas redes y modos online de aprender) ese no es el debate.

A lo que quiero llegar es que hay tal desconexión entre docentes y alumnos, que a veces es preferible escuchar las explicaciones de lo que nos interesa en otro idioma que atender a conceptos abstractos de materias que nos sabemos ni para qué sirven. OB-SO-LE-TO, así es como están muchos de nuestros colegios, institutos y universidades.

Si me hacen creer que puedo llegar a la luna, pasaré las horas que haga falta construyendo mi cohete, aprenderé mecánica para dotarle de un motor súper potente, querré ser astronauta, ingeniero o astrónomo…

¿Qué tiene YouTube que no tiene el sistema educativo?

PASIÓN.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s