La patrulla canina

Educar en igualdad. “¿Y tú? ¿Quién te pides?”

Esta semana, celebraremos seguro, con toda la pompa y boato que se merece, el día de la mujer.

Esto del “día de” es fantástico porque se hacen visibles, aunque sea por un día, muchas cosas y temas que, de lo contrario, pasarían inadvertidas (salvo para quienes las sufren) el resto del año: el día contra el cáncer, el día de los derechos del niño, el día de la paz, el del orgullo gay…

No estoy en contra en celebrar ningún “día de” pero, sí que es cierto que en el fondo, me molesta que existan ¿Por qué tiene que tener un día la paz, la lucha contra el cáncer, los  niños, los gays…. las mujeres?

No voy a descubrir nada nuevo si os hago ver que estamos dominados por un mundo de hombres heterosexuales poderosos y, que, es reponsabilidad de todos convertir nuestros calendarios en una sucesión de “días de” en nuestro día a día si queremos un mundo mejor.

Si no hacemos este esfuerzo, sólo seremos  hipócritas postureando en uno y otro día del calendario. Simples bienquedas de cara a la galería.

Así que, antes de que llegue el día 8 y estas líneas se pierdan entre la multitud de halagos hacia el género femenino, voy a compartir una pequeña reflexión a la que empecé a darle vueltas hace algún tiempo.

Me gusta ver los dibujos animados que ven mis hijos. No puedo censurar todo lo que me gustaría pero, sí que hay determinadas series que me niego en rotundo a que vean. Uno de esos días en los que estaba observándoles, me sobrecogió algo de lo que no me había percatado hasta entonces:

Viendo una aparente serie “inofensiva”, La patrulla canina, mis hijos (un niño de 8 años y una niña de 4) se preguntaban el uno al otro:

  • ¿Y tú? ¿Quién te pides?

Y así constaté la cruda realidad. Que mientras mi hijo podía identificarse sin problemas con media docena de personajes que aparecían en la serie, mi niña no podía elegir sin que su elección supusiera un cambio de sexo mental. ¡Sólo había un personaje femenino!

y, desde entonces, cada vez que ven dibujos animados, no puedo evitar fijarme en los personajes que “puede pedirse” mi hija.

Salvo PepaPig y Ben y Holly (y las Monster High que me parecen espantosas, y no por feas porque son preciosas, pero sí por frívolas y modelos nada recomendables para una niña de 4 años)… ¡Pues, no hay mucho más dónde elegir!

Y para que lo veáis con vuestros propios ojos… vamos a recurrir a aquello de que una imagen vale más que mil palabras.

 

 

 

Os prometo que no he tenido que buscar mucho ni hacer un gran trabajo de investigación para dar con estos dibujos animados. Seguro que, los que tengáis peques en casa, los conocéis casi todos.

Yo llegué a pensar la posibilidad de no dejarles ver este tipo de dibujos pero, si a los que ya tienen censurados por violentos, por promover valores que no me gustan, los que considero que no tienen un lenguaje adecuado… ¡Acabo antes prohibiéndoles la tele! (Del todo, quiero decir, porque ya tienen bastante restringidas las horas y, eso que aún no ven la tele ordinaria (que con ese tema se puede hacer otro post completo sobre el papel de la mujer en el medio audiovisual (actrices, presentadoras, azafatas…) ¡Mucha tela!)

Así que, mientras esto siga así… tendremos “día de la mujer” para rato.

¡Feliz día! y, eso sí:

¡Feliz vida a todas!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s